Prensa Cristiana

 Breaking News

Reseña de la película ‘pro-gay’ de Disney ‘Beauty and the Beast’

Reseña de la película ‘pro-gay’ de Disney ‘Beauty and the Beast’
Marzo 25
12:05 2017

Prensa Cristiana (12:00 pm) – Todo ha sido un poco predecible. Desde el momento en que surgió la noticia a principios de este mes que “Beauty and the Beast” contenía el primer “personaje gay” de Disney, algunos cristianos han estado vocalizando en voz alta su desaprobación. Ha habido llamados al boicot hacia Disney de líderes de alto perfil como Franklin Graham, influyentes blogueros han hablado de cancelar sus vacaciones a Disneyworld, y varias personas han hablado de la inquietante “agenda LGBTT” del estudio de animación.

Por supuesto, todos estos comentarios y llamados al boicot, llegaron antes de que la película tan siquiera hubiese sido lanzada, alimentada por una entrevista por el director Bill Condon a la revista gay Attitude. Espero que supiera lo que estaba haciendo cuando le dijo a un periodista que la película presentaba “el primer momento exclusivamente gay de Disney”. Ciertamente ha creado una respuesta.




Sin embargo, al ver la película, es difícil saber exactamente a qué se refería Bill Condon (es triste tener que empezar aquí, pero el exagero antes de salir la película lo exige). La alegada trama “gay” en cuestión, involucra al villano Gastón, un ex-soldado arrogante, egotístico y bravucón narcisista, y su compañero LeFou, un hombre que claramente se ha creído la exorbitante actitud de su heroico líder. LeFou está obviamente obsesionado con las habilidades de Gastón, pero también sabe con certeza que lo que él piense siempre será irrelevante. Aprendemos esto en un par de escenas, y una que otra línea ocasional, donde LeFou exalta exageradamente a su líder. ¡Eso es todo! No hay besos, ni mucho menos hay un sentido en lo absoluto durante toda la película de una relación gay entre ellos.

También, al momento en que Gastón junto a los aldeanos de Villenueve se disponían a matar a la bestia y pelear con los sirvientes (Lumière el candelabro, Din Don el reloj, Madame de Garderobe el armario, Plumette el plumero, etc.) en el castillo, el armario Madame de Garderobe peleaba contra tres de ellos. Su función es vestir, decorar y maquillar las personas. Para derrotarlos, en una escena de apenas unos 5 segundos, puso en uso sus funciones, al vestir de mujer y maquillar a los tres aldeanos, a lo que dos de ellos se espantaron y huyeron corriendo, mientras que uno de ellos se sonrió. Al final de la película, durante el baile en la sala, todos se intercambiaban las parejas y LeFou baila con este hombre que sonrió durante unos 3 segundos del intercambio. ¡Apenas unos 8 segundos de un total de 129 minutos!

Vi la película con mi esposa. Una fanática desde su infancia de “Beauty and the Beast”. Ella es muy inteligente, también es muy buena en recoger el subtexto de la película y las entre líneas que suceden en ella. Hablando con ella después, estaba claro que mientras el personaje de LeFou realizaba sus escenas, su sexualidad ni siquiera era el centro de atención. Todo lo demás que estaba pasando era mucho más interesante para ella.

Quienes boicotean a “Beauty and the Beast” se perderán de una pieza espectacular de película. Emma Watson (Bella) y Dan Stevens (Bestia/Príncipe Adam) son excelentes en los papeles principales, Watson tomando la extraordinaria presión de recrear a un personaje muy querido en la historia de las películas animadas. A veces es casi una versión exacta, parte por parte de la animación de 1991, lo que significa que usted está constantemente midiendo a Watson contra la Bella original. El elenco cuenta con fabulosos actores, incluyendo Ewan McGregor (Lumière), Ian McKellen (Din Don) y Emma Thompson (Sra. Potts).

Las canciones son el foco de la película, e incluyen todas las favoritas de la caricatura más cuatro originales. Los aficionados de la original, de los musicales, y del entretenimiento familiar bien elaborado, estarán encantados.

Algunos cristianos, sin embargo, no lo estarán. No se puede ocultar el hecho de que la película sugiere que algunas personas son homosexuales (hay incluso la más breve indicación al final de la película que LeFou podría incluso no ser el único), y para algunos eso es aparentemente una idea inaceptable para exponer a nuestros hijos. Después de ver la película, encuentro esta idea realmente preocupante. ¿Qué le estamos comunicando realmente al resto del mundo cuando queremos “proteger” a nuestros hijos de la idea de que está bien ser gay? ¿Realmente estamos diciendo que estamos preocupados de que esto pueda ser contagioso? ¿Qué exponer a un niño a la legitimidad de la atracción del mismo sexo podría de alguna manera volver a armar los cerebros de nuestros hijos? Si eso es lo que le estamos diciendo a los demás, entonces no por primera vez nos encontramos en conflicto con la ciencia y biología misma. Si no es lo que les estamos diciendo, entonces los opositores cristianos de la película estamos en grave peligro de fanatismo e intolerancia extrema. ¿Qué posible escenario tenemos para moralizar a las personas que no comparten nuestras creencias? Ciertamente no encontramos un mandato para eso en la Biblia.




Sin embargo, preocupantemente, la Biblia tiene algunas cosas que decir acerca de una de las otras ideas centrales de la película: una relación romántica entre un ser humano y una bestia. Y aclaro, es una bestia por una maldición, quien en el fondo es un humano luchando por encontrar la luz que lo hará libre por siempre. Volviendo al punto, Éxodo 22:19, Levítico 18:23 y Deuteronomio 27:21 enseñan que todo aquel que tiene relaciones con un animal debe ser condenado a muerte – y este concepto es mucho más central en toda, pero toda la película, que el posible subtrama homosexual que tanto se ha criticado, el cual es prácticamente inexistente. Sobre este tema, no se ha escuchado ninguna crítica. ¿Por qué el foco de crítica de muchos cristianos es exclusivamente a todo lo relacionado con la homosexualidad? Si seguimos la lógica de Franklin Graham y otros líderes que se han unido a su boicot, ¿está Disney sutilmente tratando de empujar una ‘agenda de bestialismo’ a nuestros hijos? Ciertamente hay mucha más evidencia para este hecho, que una supuesta búsqueda para indoctrinar a través de la ‘agenda LGBTT’. Si realmente se busca una razón para boicotear la película, el hecho de que Emma Watson comienza a caer enamorada de un gigante león/perro/oso, es la gran oportunidad de oro.

Por supuesto que estoy siendo bromista para presentar este último punto – pero por favor, démonos cuenta de que así de mal nos vemos los cristianos, al mundo que nos está observando. Y esa es la auténtica y triste verdad sobre “Beauty and the Beast” – no es que la película contenga un aparente personaje gay, sino que la respuesta cristiana a la misma, está minando masivamente la misión de la iglesia.

Tal vez Disney está tratando de “legitimar” la homosexualidad en esta película, pero ciertamente no está evangelizando al respecto. Entre los cientos de millones de personas que verán a “Beauty and the Beast”, muchos de ellos serán personas que son atraídas a su mismo sexo y el hecho de que Disney esté preparada para mostrar esto, podría ser una buena noticia para ellos. Tenemos que superar la idea de que ser honesto sobre el hecho de que algunas personas son gay, es perjudicial para la inocencia de los niños. Si vamos a empezar por esa línea, hay otras cosas mucho más grandes por las que preocuparse: la pornografía en Internet, la adicción a teléfonos, la falta de integridad de muchos cristianos (incluyendo líderes), el consumismo exagerado, el mal testimonio y los miles de miles de personas que aún no han escuchado el mensaje de Jesús. Además, aunque nos sorprenda, en muchísimas otras películas de Disney han habido personajes gay, hombres que se visten de mujer y personajes inspirados en homosexuales.

La única gracia salvadora es que no todos los cristianos piensan como los que están pidiendo un boicot a la película, sin siquiera haberla visto, ni ver que hay en ella. El problema, es que muchos de ellos tienen voz y seguidores, y eso representa un reto para los que no piensan igual. Para aclarar a nuestros amigos, lectores y al resto del mundo, no somos intolerantes y no nos oponemos a la idea de que en realidad hay gente gay en este mundo. No importa cuál sea su teología sobre el tema, Jesús nos llama a amar a la gente, tal cual son, y a no andar colocando etiquetas sobre ellos. Cito de la película misma, “El amor verdadero siempre vence”, y este es el amor que debemos reflejarle a los demás, para quienes conocemos la verdad transformadora del amor de Jesús.




Facebook Comments

About Author

José M. Lozada | Prensa Cristiana

José M. Lozada | Prensa Cristiana

Related Articles