Prensa Cristiana

 Breaking News

La tradición de los tres reyes magos, de acuerdo a la Biblia

La tradición de los tres reyes magos, de acuerdo a la Biblia
Enero 06
01:15 2017

Si desea compartir este artículo, favor dar crédito a Prensa Cristiana

1:00am – Escenas navideñas por lo regular tienen a estos tres hombres. ¿Qué revela la Biblia acerca de estos hombres sabios? ¿Eran magos, reyes o sabios? ¿Dónde vieron a Jesús? ¿Eran realmente tres?

Aproximadamente 2,000 años atrás, un grupo de hombres viajó desde Oriente para encontrar un niño que había nacido “rey de los judíos” (Mateo 2:2). Guiados por una estrella, estas personas finalmente encontraron a Jesús y lo adoraron. Aunque hay muchos conceptos erróneos sobre este relato bíblico en nuestra secularizada cultura, la verdad sobre su viaje puede ser una lección para nosotros hoy día.




Muchos eruditos creen que la influencia del Profeta Daniel en los imperios babilónico y persa, llevó a que magos se familiarizaran con las escrituras judías. Sea o no este el caso, estos hombres fueron atraídos por el Dios de los judíos para visitar a Su Hijo en Israel.




Aclarando Conceptos erróneos

Con el tiempo, muchas creencias con poca o ninguna base bíblica se han introducido en el pensamiento cristiano. Las escenas navideñas por todo el mundo los presentan y en Puerto Rico, el 6 de enero se celebra el día de los tres Santos Reyes Magos. Canciones y poemas se han escrito sobre ellos. Aparecen en películas, obras de teatro y en templos. Son algunas de las figuras más reconocidas de nuestra cultura, ya que casi todo el mundo ha visto las imágenes de tres hombres sabios montados en camellos y siguiendo una estrella. Algunos incluso han ido tan lejos como hasta el nombrar a estos hombres, y dar a conocer sus edades.

¿Qué sabemos realmente acerca de estos hombres, conocidos como Gaspar, Melchor y Baltasar? ¿El relato bíblico de estos personajes apoya la historia tradicional que rodea a estos enigmáticos personajes? En este artículo examinaremos muchos de los datos que figuran en las Escrituras referentes a ellos. ¿Quiénes fueron? ¿Cómo conocieron sobre el Rey de los Judíos? ¿Cuántos eran? ¿Cuándo y dónde vieron al Señor Jesucristo?

¿Magos, Reyes u Hombres Sabios?

La palabra griega μαγοι (mάgoi) se traduce como “sabios” en la versión Reina Valera 1995, Dios Habla Hoy y Nueva Versión Internacional, mientras que en la Reina Valera 1960 y Biblia de Jerusalén usan la palabra “magos”. Originalmente, la palabra a menudo se refería a una clase de hombres sabios persas, que eran intérpretes de signos especiales, sobre todo en la astrología. Con el tiempo, la palabra fue utilizada de diversas maneras para referirse a alguien que poseía conocimiento sobrenatural y habilidad, un mago, o incluso un engañador o seductor.1 Hay poca o ninguna base bíblica o histórica para identificarlos a ellos como reyes.2

El libro de Mateo contiene el relato de los sabios:

Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, he aquí unos hombres sabios (mάgoi) vinieron del oriente a Jerusalén, diciendo: “¿Dónde está el Rey, que ha nacido de los Judíos? Porque hemos visto su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarle.” (Mateo 2: 1-2)

El significado original de mάgoi es probable en vista a que estos eran hombres sabios que interpretaban señales especiales. Existen al menos tres razones para esta identificación. En primer lugar, ellos reconocieron que estaban interesados en las señales en el cielo. En segundo lugar, la Biblia dice que eran de “Oriente”, que sería en la dirección de Babilonia y la antigua Persia.3 En tercer lugar, de todos los pueblos de “Oriente”, los babilonios tenían muchas oportunidades de conocer y aprender sobre las Escrituras judías, las cuales contienen múltiples promesas de la venida del Mesías. Esto, porque Daniel fue un influyente funcionario del gobierno de Babilonia y Persa, alrededor de 600 años a.C., mientras estuvieron bajo cautiverio. Él (Daniel) habló sobre la venida del Mesías (ver Daniel 9:24-26). Además, decenas de miles de judíos vivieron en Babilonia durante el tiempo del Exilio (605-536 a.C.), y mantuvieron una gran presencia allí durante los siglos siguientes.

¿Cómo conocieron sobre el Rey de los Judíos?

La tercera razón que presentamos anteriormente, proporciona una solución a esta pregunta. Debido a que estos hombres presumiblemente tenían acceso a las Escrituras Hebreas, ellos podrían haber sabido acerca de las promesas de la venida del Mesías. Algunos estudiosos creen que el libro de Números informó a estos hombres sabios sobre la criatura que sería precedida por una estrella.

Lo veo, mas no ahora; lo contemplo, mas no de cerca: Saldrá ESTRELLA de Jacob, se levantará cetro de Israel…” (Números 24:17).

Tal vez también se les dijo en un sueño sobre el nacimiento del Mesías. Después de todo, Dios les advirtió en un sueño que no volvieran a Herodes después de que habían visto a Jesús y presentaran sus regalos a Él (ver Mateo 2:12).

Si bien estas son dos sugerencias plausibles, no hay suficiente información sobre estos hombres sabios para conocer con seguridad. Sin embargo, podemos estar seguros de que estaban totalmente a la espera para contemplar un niño que fue “nacido Rey de los Judíos”. Esta es probablemente la razón del por qué ellos viajaron primero a Jerusalén, el lugar más probable para el nacimiento de un rey judío.

¿Cuántos fueron a ver a Jesús?

Aunque los cánticos y las tradiciones populares de la Navidad nos dicen que tres hombres sabios visitaron a Jesús, la Biblia no nos da el número de estos hombres. Mateo escribió lo siguiente en relación con la visita de ellos:

Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño. Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo. Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.” (Mateo 2: 9-11)

La opinión tradicional de que tres hombres viajaron a ver a Jesús se basa probablemente en el hecho de que tres regalos fueron dados. Sin embargo, ya que la Biblia no nos da la cantidad de hombres, sólo podemos especular. Sabemos que al menos hubo dos, y que puede haber sido muchos más.

¿Cuándo y dónde ellos vieron a Jesús?

La visión tradicional presentada en películas, como “The Nativity Story”, es que los hombres sabios vieron a Jesús en la noche de su nacimiento, pero esto es muy poco probable. Mateo 2:1 revela que ellos llegaron a Jerusalén y posteriormente visitaron a Herodes después de haber nacido Jesús.

El anuncio angelical del nacimiento de Jesús a los pastores fue en la noche, lo que significa que Jesús nació durante la noche. En Lucas 2:11 el ángel dijo a los pastores: “Porque os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor.” La palabra griega traducida como “hoy” es σέμερον (sēmeron) y significa “el mismo día que el día del discurso” (es decir, hoy literalmente).4 Debido a que el día judío comenzaba al atardecer (aproximadamente 6:00pm), entonces el uso angelical de “hoy” (sēmeron) indica que Jesús nació en la noche ya que ese día habría comenzado en el ocaso.

Así que es muy poco probable que los sabios llegaran a Jerusalén por la noche y lograran conseguir de inmediato una reunión para dialogar con Herodes. La Biblia dice que el rey Herodes reunió a “todos los principales sacerdotes y los escribas del pueblo (Mateo 2:4) para poder determinar dónde el Mesías iba a nacer. Los expertos le dijeron a Herodes que el Mesías tenía que nacer en Belén, que fue anunciado en el libro de Miqueas:

Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti saldrá el que será Señor en Israel; y sus orígenes son desde el principio, desde los días de la eternidad.” (Miqueas 5:2:) Así que, los sabios se fueron e hicieron su viaje de aproximadamente seis millas a Belén. Si partimos de la premisa que los sabios se reunieron con Herodes durante el día después de que Jesús nació, entonces lo más temprano que ellos pudieron haber visitado a Jesús sería la noche siguiente.

Normalmente las escenas navideñas los colocan en el pesebre junto a Jesús, pero observando detenidamente Mateo 2:11, podemos notar algo muy importante. “Y al entrar en LA CASA, vieron al niño con su madre María…”. La palabra griega utilizada para casa en este versículo es οἰκία (oikía)5 que abstractamente significa residencia propia, aunque literalmente o figurativamente también se le ha dado el significado de morada.

A medida que continuamos estudiando la Biblia para ganar un conocimiento más certero sobre estos acontecimientos, nosotros, como estos hombres sabios, adoremos al Salvador Jesucristo. ¡Porque todavía hoy día hay hombres sabios que aún le continúan buscando!




Notas

  1. Gerhard Kittel, Geoffrey W. Bromiley, y Gerhard Friedrich, editores, Diccionario Teológico del Nuevo Testamento, edición electrónica, (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1964), 356–357. Hechos 13:6 utiliza la última definición de mάgoi para describir el falso profeta Elimas (Barjesús)
  2. Algunos creen que la visita de los sabios es un cumplimiento de Isaías 60:3, el cual dice: Y andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento.. Si es cierto, esto proporcionaría apoyo a la identificación como reyes. Sin embargo, el contexto de este versículo está hablando de algo diferente, y no hay ninguna indicación en el Nuevo Testamento que estos hombres eran reyes. Además, Mateo siempre tuvo mucho interés en identificar el cumplimiento de la profecía, como lo hizo tres veces en el segundo capítulo, pero no citó este evento como un cumplimiento de Isaías 60:3.
  3. Recientemente, en base a un documento del siglo octavo conocido como La Revelación de los Reyes Magos, algunos han afirmado que estos hombres vinieron de China. Aunque la Biblia no descarta a China, hay algunos problemas con las afirmaciones hechas en el documento. Por ejemplo, según el documento los “magos” de China eran descendientes de Set, quien supuestamente les dio una profecía acerca de una estrella que simbolizaría el nacimiento del Hijo de Dios. Si bien todos nosotros somos descendientes de Set, debemos recordar y tener bien claro que todos los descendientes de Set, hasta Noé, fueron destruidos en el Diluvio. Información disponible para estos supuestos sabios chinos habría estado a la disposición para todos los descendientes de Noé. Además, desde el Antiguo Testamento moviéndonos hacia el Nuevo Testamento, la Biblia es clara en que a los Judíos ha sido confiada la palabra de Dios (ver Romanos 3:2). Hay una pequeña posibilidad de que los sabios vinieran de algún lugar que no sea Babilonia y la antigua Persia. Justino Mártir los colocó en Arabia, pero esto sería una trayectoria norte-sur, no de este a oeste. Tiene más sentido que si vinieron de China, ellos habrían recibido alguna información durante los días de Salomón cuando la gente venía de todas partes para oír su sabiduría (ver 1 Reyes 10:24). Debido a que el término mago era una casta específica de alto nivel asociado con las estrellas y la sabiduría en Persia, si bien al interpretar la Escritura con la Escritura —que los menciona en Daniel como de Babilonia (más tarde Persia)— hace mucho más sentido que ellos vinieron de Babilonia y la antigua  Persia como se ha explicado.
  4. P. Louw y E. A. Nida, Lexicon Griego-Inglés del Nuevo Testamento: Basado en Dominios Semánticos, vol. 1, edición electrónica de la 2da edición, (New York: United Bible Societies, 1996), 653.
  5. Diccionario Strong G3614
Facebook Comments

About Author

José M. Lozada | Prensa Cristiana

José M. Lozada | Prensa Cristiana

Related Articles